instagram


Seguinos en:

siguenos en facebook     sígueme en Instagram

Mirá nuestras publicaciones de Instagram!

viernes, 27 de marzo de 2020

Sin filosofía



“O todo aquello sobre lo cual juró en falso, lo restituirá íntegramente y agregará un quinto sobre ello” (Vaikra 6,24)

En pocas palabras se está hablando de que una persona que perjudica a otra debe restituir el capital, agregando un veinte por ciento (un quinto) más, de modo de quedar sin culpa.

Filosóficamente: Porque debe enmendar su acto? No es todo digitado desde el cielo? Tal vez El Eterno pretende que la persona pierda su dinero a causa de sus acciones?

Explican los Sabios: Pensar de este modo, es pensar errado.

Toda la idea de la “fe”, es para uno, y no para los demás!

La forma correcta es pensar que tal vez El Eterno le hizo perder al damnificado su dinero solo por un lapso de tiempo, y no definitivamente. 

Por eso debe restituir no solo el capital, sino un monto extra calculando que la persona podría en ese lapso de tiempo haber obtenido ganancias, (en este caso un veinte por ciento).

No es ético hacer sufrir al semejante, y menos justificar el proceder con argumentos torcidos, sino que lo antes posible se debe tomar conciencia del mal proceder, pedir perdón y restituir lo tomado ilícitamente de manera como la Tora lo estipula!

Cuidados

“Cuando un alma pecare inadvertidamente”
(Vaikra 2,2)

Porque el “alma” es la que tiene que lograr expiación y no el ser humano de manera integral?

Hay un tema que debe ser esclarecido:

Cuando la persona hace algo indebido, el problema no es tanto la acción, sino el rumbo por el cual uno dirige su vida. Es decir: Donde está su “alma”?

Por eso la Tora exige corrección del “alma”, ya que es en definitiva la que debería dar dirección a todo el ser, incluso en las cuestiones inadvertidas, ya que se debe prestar atención y cuidado por donde se camina.

El “alma” es la raíz, causa y dirección de la persona, siendo el error la parte visible de un problema interno!

jueves, 26 de marzo de 2020

Control

“El Eterno llamó a Moshe y le habló desde la tienda del plazo, diciendo” (Vaikra 1, 1)

Los Sabios aprenden de este versículo que un sabio que no tiene “Daat”, comprendimiento, un animal muerto es mejor que él.

Como lo aprenden?

Del hecho de que Moshe a pesar de su gran aproximación al Eterno, espero ser convocado, “El Eterno llamó a Moshe”, para acercarse, demostrando gran humildad!

Un verdadero Sabio más allá de su cultura general debe tener el control suficiente para saber no extralimitarse.

Cuando se sabe mucho se corre el riesgo a creerse próximo, con fueros, para interpretar situaciones según la conveniencia.

O a veces, por saber tanto, se puede ser muy estricto, causando daño.

Como dice el rey Salomón: “No seas muy Tzadik, ni seas sabio en exceso...y no seas muy malvado” (Kohelet 7, 16, 17)

Es decir que la sabiduría puede hacer a la persona demasiada permisiva, o demasiado prohibitiva, deviniendo en verdugo!

Como se cuenta del rey Shaul que dejó vivo a Amalek, cuando la orden era hacerlos desparecer, y fue demasiado estricto, y cruel cuando había gente que no lo consideraban,  y por eso perdió el reinado.

Al verdadero sabio se lo reconoce principalmente  por su control, y de ese modo su sabiduría perdurará.

Ofrendas correctas

“Porque Yo El Eterno soy amante del derecho, aborrecedor del robo para holocausto” (Isaías 61, 8)

Preguntan los  Sabios: Que El Eterno odia el robo no es ninguna novedad. Entonces que es lo original que el profeta viene a decir?

Explican los Sabios: El profeta está hablando de un caso que una persona obliga (presiona) a su prójimo a donar, y el prójimo por vergüenza asiente.

Eso la Tora lo llama “robo”, y en cierta medida dicha presión es peor que el robo, ya que está haciendo sufrir a su compañero, sin darse cuenta.

Ya explicaron los Sabios que a los sacrificios de aves había que extraerles todas las entrañas, ya que las aves se alimentan de hurto, comiendo en campos que no les pertenecen, no siendo digna (las entrañas) para ser acercadas al Altar sagrado.

...

“... y el sacerdote lo hará quemar en el Altar” (Vaikra 1, 17)

El pasaje en cuestión está hablando de que las plumas eran parte de la ofrenda, debiéndose ser quemadas también en el Altar.

Preguntan los Sabios: Porque las plumas, con un olor feo al ser quemadas, eran parte integral de la ofrenda?

Para que los pobres, quienes eran lo que ofrendaban dichas aves no se sintiesen mal. 
Al ver que El Eterno aceptaba también las plumas de su ofrenda, se sentían bien!

Hay veces que al dar un donativo a un pobre, al ver su ropa en mal estado, se lo ofende dando lecciones de buenas cualidades urbanas, exhortando “generosamente” a que se fije mejor al vestir...

Dicen los Sabios que con esta actitud se pierde todo lo bueno que se quiere lograr!

Por el contrario, se sabe de Sabios que recibían a pobres y harapientos como parte de su familia, tal como aprendieron del mismo Creador!

(Rab Ierujam Haleivi de Mir)

Crecimiento en familia

“Así dice el Señor: Cuídense bien de no llevar ninguna carga en el día Shabat...Entonces  entrarán por las puertas de esta ciudad reyes y príncipes que se sentarán en el trono de David”. (Jeremías 17: 21,25)

Explican los Sabios: De la gran cantidad de cuestiones que tiene el Shabat, el profeta especifica que la salvación vendrá si la persona se abstiene de cargar de un recinto a otro, “no llevar ninguna carga”.

Porque?!

Es sabido que Shabat es un día de reflexión. Es un día para estar con la familia y trasmitir la buena senda, cuestión que en la semana se hace difícil por las ocupaciones diarias.

Si estaría permitido “cargar de un dominio a otro”, la persona dejaría su hogar, y se iría a otro lugar cargado con sus pertenencias, relegando, tal vez, los deberes del alma!

Pero al no poder transportar, se tiene uno que quedar mayormente en su hogar, dedicando el valioso tiempo al crecimiento personal y el de su familia!

En estos tiempos en donde la persona debe quedarse en su hogar, no debe malgastar su tiempo en trivialidades y angustias, sino por el contrario, se debe saber que es una oportunidad de crecimiento, implantando buenos rasgos de conducta en su familia, cuestión que a veces quedan relegadas en épocas “normales”.

El profeta enfatiza que si la persona se “abstiene de cargar de dominio a dominio”, educando buenos rasgos de conducta, será el pueblo de Israel merecedor muy pronto de apreciar “el trono de David”, la redención y salvación!

miércoles, 25 de marzo de 2020

Dulzura



“Y el Mishkan (Tabernáculo) tu lo harás de diez cortinas de lino, azul celeste y púrpura...Tu harás cortinas de pelo de cabra para la tienda sobre el Mishkan” (Truma 26: 1 y 7)

En El Santuario había dos cortinados que lo cubrían. Uno interior y otro exterior.

El interior era de lana, mientras que el exterior específicamente era de “pelo de cabra”.

El pelo de cabra es un material duro. Nadie hace atuendos con dicho material. Pero  la lana  es apta para confeccionar vestidos debido a su docilidad.

Y de esto se puede aprender una hermosa lección:

Lo principal del “Mishkan” era el Arca sagrada, que se encontraba en el Santo de lo Santo, mientras que lo principal de la “tienda del plazo”, tal como era llamado el Mishkan de manera general, era la parte exterior al Santo de lo Santo.

Es decir que al encontrarse uno desde el exterior del Santuario observaba una “dura capa externa”, pero por dentro, una podía percibir una dócil capa interna.

Y así es el camino espiritual. Por fuera se ve áspero y duro, pero por dentro, a medida que uno va ingresando, percibirá dulzura y tranquilidad!

La Voz

“El Eterno llamó a Moises y le habló desde la tienda del plazo, diciendo” (Vaikra 1, 1)

Dicen los Sabios: La “tienda del plazo” era el Tabernáculo en general, pero La Voz del Eterno, emanaba directo del Santo Santuario, del interior del Mishkan, como dice la Torá: “...y Hablaré contigo...entre los dos querubines que estarán sobre el arca del testimonio” (Truma 25,22)

La explicación es la siguiente: En la sección de “Vaikra” El Eterno habla a Moshe para que las personas comiencen a traer sus ofrendas.

Traer las ofrendas es un acto práctico. Pero cada cuestión material debe tener la intención del corazón adecuada.

Por eso dice la Torá (implícitamente en esta sección) que “La Voz” emanaba desde lo más profundo del Santuario, de modo de que no se entienda que los Preceptos son meros hechos desconectados de emoción y espiritualidad.

Las acciones concretas, las ofrendas de animales, deben llevar a la refinación de la persona.

Sin filosofía

“O todo aquello sobre lo cual juró en falso, lo restituirá íntegramente y agregará un quinto sobre ello” (Vaikra 6,24) En pocas pala...