instagram


Seguinos en:

siguenos en facebook     sígueme en Instagram

Mirá nuestras publicaciones de Instagram!

jueves, 22 de abril de 2010

ACOSTARSE Y LUEGO LEVANTARSE

16 Iaacov se despertó de su sueño y dijo: Ciertamente El Eterno está presente en este lugar, ¡y yo no lo sabía! 17 Y tuvo miedo, y dijo: ¡Qué terrible es este lugar! ¡Ésta no es otra que la Casa de Dios, y ésta es la puerta de los cielos (Vaietzé 28)

Dice el profeta: Yo te ruego que hagamos un pequeño aposento de paredes, y pongamos allí cama, mesa, silla, candelabro, para que cuando él viniere a nosotros, se quede en él. (Reyes 2, 10)

Explica el Rebe: El Sagrado Beit Hamikdash tenía los mismos elementos que una casa (De hecho, se debe hacer de la propia casa un Santuario):

“Cama”: guarda relación con el “Santo de los Santo”, el lugar más intimo del hogar, en donde se gestan las futuras generaciones.

“Mesa” y “Candelabro” hacen referencia a la “Luz” espiritual que emanaba del Santuario, la cual se debe encontrar en cada hogar. (La luz de las velas de Shabat debe estar sobre la mesa en donde se ingiere la comida).

Y la “Silla” hace referencia a la proyección de la luz hacia los planos inferiores del mundo tal como al sentarse la cabeza está más cerca del suelo, haciendo que el mundo se eleve, al igual que cuando uno se sienta puede elevar los pies del piso.

Iaacov se “Acostó a dormir” en lo que iba a ser en un futuro el Beit Hamikdash, y explica la Kabala que con su “Acostarse a dormir” quiso reflejar la santidad del lugar.

Al Eterno no se lo puede captar con la capacidad limitada del ser humano, es por eso que al dormir cesan las facultades mentales y emocionales, y la persona se puede conectar con la divinidad en su esencia.

Al dormir la “Cabeza”, la parte más elevada del ser humano, y la “Pierna”, la parte más baja, están en el mismo nivel, pudiendo gracias a la anulación de la persona, poder tener relación plena con la esencia de la divinidad. Por eso Iaacov al dormir pudo apreciar lo sagrado del lugar (Todo el tiempo que uno esta conciente, es el y no da lugar a otra cosa).

La verdadera bendición, “El nacimiento”, se genera cuando la persona es capas de estar en su “Cama”, acostado, teniendo presente en cada momento a la divinidad, despojándose de su ego, para luego levantarse y servir a Dios con todas las facultades que el Eterno le concedió, trayendo santidad y bendición al mundo.

No hay comentarios:

En el año 2001 se rumoreaba que los bancos no iban a darle la plata a la gente. Por eso la gente sacó los fondos de los bancos. Un grup...