instagram


Seguinos en:

siguenos en facebook     sígueme en Instagram

Mirá nuestras publicaciones de Instagram!

jueves, 6 de mayo de 2010

CONECTANDO

20 Y el hombre les dio nombre a todo animal de ganado y a las aves del cielo y a todas las bestias del campo (Bereshit 2)

Pregunta el Rebe: ¿Por qué no puso el hombre nombres también a los peces?

Explican los Sabios: La diferencia entre los peces y los seres terrestres es que los peces viven “Dentro” del agua, mientras que los seres terrestres habitan “Sobre” la tierra, pudiéndose desconectarse de la misma.

Está escrito: “Por él transitan las naves, y ese Leviatán que tú formaste para jugar con él”. (Salmo 104, 26). Explica la Kabala: Hashem creó al principio de la creación a un pez llamado “Leviatán” con el fin de “Jugar con él”, extasiándose con él, debido a que por naturaleza los peces están unidos a su fuente, pudiendo Hashem disfrutar de su presencia.

La misión del hombre es elevar a la creación, de modo tal de poder conectar a la creación con su fuente espiritual, y de este modo generar que Hashem “disfrute” con los seres de este mundo.

Adam tenía la capacidad de manifestar y revelar la característica particular de cada criatura, tal como se haya oculta dentro de cada ser. El “Nombre” en definitiva revela y muestra lo particular de cada ser en la creación. (Cuando se quiere llamar a alguien para que venga se lo llama por el nombre, aludiendo a que todo lo relacionado con el “nombre” es revelación).

Los peces que están unidos esencialmente a su fuente espiritual, quienes nadan dentro de aguas que aluden a la sabiduría y bondad, no necesitan que el hombre revele su esencia, ya que esencialmente se encuentran conectados con su fuente celestial. Pero los animales si necesitan que el hombre descubra su relación con su fuente.

Ese es el motivo Kabalistico de por que en Shabat se come primero “Pescado” y luego “Carne”, queriendo introducir primero la “Espiritualidad” en lo “material” del animal que no se encuentra unido a su fuente, para de este modo unir el “Cielo” con la “Tierra” y cumplir de esta manera el objetivo de la creación.

Por eso los peces no necesitan pasar por el proceso de Shejita (faenado ritual), como los animales, ya que los peces al estar conectados a su fuente, incluso en este mundo, no se los necesita “Elevar”, siendo el proceso de Shejita, con la extracción de “Sangre”, el traspaso de lo mundano a lo espiritual.

Al pecar el hombre con el fruto prohibido la Torá dijo: 21 Y El Eterno Dios hizo para Adam y para su esposa vestimentas de pieles, y Los vistió. (Bereshit 3)

Explican los Sabios que Hashem vistió al primer hombre con la “Piel de la serpiente”. Es decir que a partir del pecado, la persona tiene como tarea refinar la “serpiente” que lo hizo pecar, y al vestirlo con la misma piel de la serpiente quiso Hashem insinuar el objetivo de la creación, transformar la oscuridad en luz.

A través de que la persona come en santidad (cumpliendo en principio con todos los rituales del faenado Kasher) eleva a la creación, volviendo a conectar el mundo con su fuente, como se encontraba antes del pecado.

No hay comentarios:

En el año 2001 se rumoreaba que los bancos no iban a darle la plata a la gente. Por eso la gente sacó los fondos de los bancos. Un grup...