instagram


Seguinos en:

siguenos en facebook     sígueme en Instagram

Mirá nuestras publicaciones de Instagram!

miércoles, 5 de mayo de 2010

LLUVIA Y ROCIO

2 Que mi enseñanza caiga como la lluvia, que mi palabra fluya como el rocío (Haazinu 32)

Explica Rabi Natan: La Torá está comparada a la “Lluvia” y al “Rocío”.

Hay una controversia rabínica: Por un lado los Sabios dicen que la noche fue creada por Hashem para ocuparse en el estudio de la Torá. Por otro lado los Sabios dicen que la noche fue creada para dormir. Entonces: ¿Para que fue creada la noche?

Dicen los Sabios: En verano que las noches son cortas, la noche fue creada para dormir, mientras que en invierno que las noches son largas la noche fue creada para estudiar la Torá.

Explica la Kabala: Durante el “Verano” las “noches” son “cortas”, pero en “Invierno”, las “noches” son “largas”, debiendo mitigar su fuerza con Torá y Tefilá.

La diferencia entre el “Roció” y la “Lluvia” es que el rocío cae a este mundo todos los días desde el cielo, mientras que la lluvia cae a partir de la elevación del agua desde la tierra al cielo.

El Rocío hace alusión a la fuerza que Hashem le da a la persona desde el “Cielo”, mientras que la “Lluvia” es el esfuerzo de la persona por acercarse desde la tierra al cielo.

Por eso es que se pide el rocío en la festividad de Pesaj, ya que dicha festividad acaece en primavera, en donde el sol ilumina con más intensidad, aludiendo a la manifestaron de la luz divina, mientras que la “Lluvia” se pide en la plegarias de la festividad de Sucot, en donde dicha festividad acaece en el invierno, donde la luz de Hashem no está manifiesta.

Las cosas en este mundo crecen a partir de la bendición de la lluvia, ya que la verdadera bendición recae a la persona cuando cuida la Torá en el “Invierno” y de “Noche”, sorteando todos los obstáculos para servir al Eterno.

Está escrito: “Levántate, da voces en la noche al comenzar las vigilias; derrama como agua tu corazón ante la presencia del Señor” (Lamentaciones 2, 19)

Explican los Sabios: La bendición se obtiene cuando uno se levanta cuando todavía es de “Noche” derramando el corazón al Eterno. De esta manera se transforma la “Noche” en “día”. Esa es la costumbre de los Tzadikim de levantarse bien temprano antes de que apunte el alba, uniendo la noche con el día, estudiando la Torá y haciendo Tefilá de “Noche” para subyugar a las impurezas que dominan en la oscuridad.

La Torá del “Rocío” da fuerzas para la Torá de la “Lluvia”, para que en los momentos oscuros se pueda iluminar obteniendo bendiciones.

No hay comentarios:

En el año 2001 se rumoreaba que los bancos no iban a darle la plata a la gente. Por eso la gente sacó los fondos de los bancos. Un grup...