instagram


Seguinos en:

siguenos en facebook     sígueme en Instagram

Mirá nuestras publicaciones de Instagram!

lunes, 24 de mayo de 2010

TORO Y BURRO

10 No ararás con un toro y un burro juntos. (Ki Tetzé 22)

Explica el Rebe Marash: Hay un toro y un burro del lado de la santidad, y en contraparte hay un toro y un burro del lado de la impureza.

Sobre Abraham está escrito: 7 Y Abraham fue corriendo al ganado, tomó un ternero, tierno y bueno (Vaierá 18).

Explica la Kabala que Abraham “corrió” a incorporar en el, el nivel de “toro (ternero)”, que representa la fuerza productiva. Del mismo modo que el toro sirve para arar el campo y producir, del mismo modo Abraham con su fuerza de santidad introduce la semilla de los Preceptos en la “tierra”, en la fe, para producir bendiciones.

También Abraham pudo rectificar el nivel de “burro”, como está escrito: 3 Y Abraham se levantó temprano a la mañana y ensilló su burro… (Vaierá 22).

El “burro” tiene la característica de ser terco y andar despacio, pero Abraham al “levantarse temprano” para cumplir la voluntad divina, pudo “ensillarlo”, dominándolo y transformar su lentitud en servir a Dios con agilidad.

Sobre Iosef está escrito: 17 Su soberanía es como un primogénito de toro (Vezot Haberajá 33).

Iosef cual toro, utilizó su fortaleza para no caer en pecado de índole moral, obteniendo la “primogenitura” entre los hijos de Iaacov. Por otro lado los Sabios califican a Esav cual toro bravo que no podía controlar su pasión por hacer el mal.

La Torá vincula a un personaje llamado “Jamor” con la promiscuidad moral, violando su hijo “Shejem ben Jamor” a Dina, y también los egipcios fueron comparados con un “Burro”, por ser atraídos por el placer sin límites (bondad impura).

En definitiva el “Burro” representa el atributo de “bondad”, y el “toro” representa el atributo de “severidad”. La “bondad” puede ser utilizada de manera positiva, como Abraham, o en forma negativa como “Shejem ben Jamor” o “Egipto”, no poniendo límites a su desenfreno frívolo.

Por eso los hijos de Iaacov mataron a todos los habitantes de la ciudad de “Jamor” luego de pedirles que se efectúen la circuncisión, aludiendo al límite que deben tener en lo que respecta a la moralidad. Del mismo modo Iosef, el “toro”, fue enviado a Egipto, para refinarlo.

Esa es la prohibición de no juntar el “toro” con el “burro” de modo negativo, la bondad con la severidad, ya que es destructivo, y al juntarse ya la persona esta plenamente dominada por el mal.

Amalek, a quien hay que erradicar de la faz de la tierra, es el producto de los hijos de “Ishmael”, bondad impura, y de los hijos de “Esav”, severidad impura, teniendo que ser destruido, ya que al juntarse los dos atributos impuros no tiene rectificación.

No hay comentarios:

En el año 2001 se rumoreaba que los bancos no iban a darle la plata a la gente. Por eso la gente sacó los fondos de los bancos. Un grup...