instagram


Seguinos en:

siguenos en facebook     sígueme en Instagram

Mirá nuestras publicaciones de Instagram!

lunes, 17 de mayo de 2010

Y HARAS

10 Y harás la fiesta de Shavuot para El Eterno, tu Dios; las ofrendas voluntarias que ofrendes deberán ser proporcionales a todo lo que El Eterno, tu Dios, te haya bendecido. (Reé 16)

Pregunta el Rebe Marrash: ¿Qué significa “hacer la fiesta de Shvuot? ¿Por qué dicha festividad esta relacionada con las “Ofrendas”?

Explica la Kabala que en el momento de la entrega de la Torá se manifestó en el mundo la esencia misma de Hashem. Dicha presencia provocó que el pueblo no pueda resistir tamaña intensidad, al punto que sus almas salieron de sus cuerpos, teniendo que Hashem resucitarlos.

Está escrito: “Si no hay sabiduría, no hay temor, si no hay temor, no hay sabiduría” (Avot 3, 17)

Preguntan los Sabios: ¿Por donde empezar? ¿Se empieza por la sabiduría o por el temor?

Se comienza por el “temor”, ya que “si no hay temor no hay sabiduría”. Dicho “temor” es temor al pecado. Dicho temor es inherente en cada persona, ya que fácilmente una persona se puede dar cuenta que con Hashem no se juega.

Pero dicho “temor” debe despertar “sabiduría”, y dicha “sabiduría” debe generar un “temor superior”, temor reverencial de no poder hacer algo en contra del Eterno.

Sobre el profeta Daniel está escrito: “Sólo yo, Daniel, contemplé esta visión: los hombres que estaban conmigo no veían la visión, pero un gran temblor les invadió y huyeron a esconderse”. (Daniel 10, 7)

Como Moshé, el profeta Daniel pudo “contemplar” a la divinidad en forma manifiesta, sin estremecerse, mientras que los que estaban con él “temblaron” hasta “escaparse”, no siendo capaz de poder soportar tamaña verdad.

Hashem con la entrega de la Torá dió al pueblo de Israel un sistema de “acción” para que paulatinamente puedan llegar a “contemplar” la divinidad. Primero “temor”, luego “sabiduría”, hasta llegar al “temor reverencial". Moshé y el profeta Daniel llegaron a poder escalar el proceso espiritual hasta poder contener a la Presencia divina en sus cuerpos sin irse de este mundo.

Por eso la fiesta de Shavuot tiene que ver con la acción. “Y harás la fiesta de Shavuot”, “las ofrendas voluntarias que ofrendes”.

Antes de la entrega de la Torá el pueblo se tuvo que refinar con la “Cuenta del Omer”, y hoy en día con los Preceptos. Por eso el pueblo solo puedo recibir la Torá al decir “Haremos y escucharemos”, ya que a través de la acción concreta, y no con los sentimientos o pensamientos únicamente, se puede llegar uno a conectar con la divinidad, ya que los pensamientos y sentimintos de la persona son limitados.

Por eso dice la Torá que la fiesta de Shavot es “para El Eterno, tu Dios”, ya que todo el objetivo de la entrega de la Torá es que “El Eterno” sea “tu Dios”.

No hay comentarios:

En el año 2001 se rumoreaba que los bancos no iban a darle la plata a la gente. Por eso la gente sacó los fondos de los bancos. Un grup...