instagram


Seguinos en:

siguenos en facebook     sígueme en Instagram

Mirá nuestras publicaciones de Instagram!

martes, 1 de junio de 2010

LEÑOS

32 Los Hijos de Israel estaban en el Desierto y hallaron un hombre que recolectaba leños en el día de Shabat… (Shelaj 15)

Al recolectar leños en Shabat lo estaba profanando, ya que los cortaba de su raíz, estando esta labor prohibida en Shabat.

Explica el Rebe Marash: Hay dos árboles, “Leños”, el árbol de la vida y el árbol del conocimiento.

El objetivo es refinar el “Árbol del conocimiento”, uniéndolo con el “Árbol de la vida”, llegando a un nivel superior incluso al “Árbol del vida” por si mismo.

Está el cuerpo y está al alma, siendo el objetivo en la tierra refinar el cuerpo, el "árbol del conocimiento", uniéndolo con el alma, el "arbol de la vida", hasta llegar a un nivel incluso superior al alma como estaba en su estado primordial en el cielo antes de bajar.

El Shabat hace referencia a la mencionada unión del cuerpo con el alma. Dicen los Sabios que el que prepara en la semana, comerá en Shabat. De modo espiritual, quien refina su cuerpo, la “semana”, podrá unirlo con su alma en el sagrado día de Shabat, llegando a un nivel superior de santidad.

Por eso en Shabat no se trabaja, ya que se pretende que la persona en este sagrado día una su alma a su fuente, previamente puliendo, “trabajando”, su cuerpo en la semana. Si no refina su cuerpo en la semana, no puede elevar su alma en Shabat, ya que se continúa sometido a los caprichos de lo físico.

El pecado del hombre al recolectar “los árboles”, en plural, cortándolos en Shabat, fue que no pudo unir el árbol del conocimiento, refinando la semana, el cuerpo, con el árbol de la vida, el alma.

El no solo “cortó”, daño, el árbol del conocimiento, sino que también daño el árbol de la vida, ya que al no cumplir su función en la tierra, no solo degradó su cuerpo, sino también su alma, que ansia elevarse a través de las cuestiones de este mundo a niveles superiores de cómo se encontraba antes de haber descendido a este mundo, y por eso la Torá dice que recolectaba, cortaba, “leños” en plural, dañando los dos árboles.

La persona debe refinar todas las cuestiones de este mundo, uniéndolas con su alma, al punto de que no solo el cuerpo experimente una elevación, sino también el alma se eleve, justamente a través del cuerpo.

No hay comentarios:

En el año 2001 se rumoreaba que los bancos no iban a darle la plata a la gente. Por eso la gente sacó los fondos de los bancos. Un grup...