instagram


Seguinos en:

siguenos en facebook     sígueme en Instagram

Mirá nuestras publicaciones de Instagram!

domingo, 6 de junio de 2010

PAN

21 De la primicia de vuestra masa daréis una porción a El Eterno, para vuestras generaciones. (Shelaj 15)

Explican los Sabios que el Precepto de “Jalá” le fue conferido a la mujer ya que ella echó a perder la “Jalá” (pan) del mundo.

El primer hombre fue llamado por El Eterno con el nombre de “Jalá”, ya que estaba compuesto por un componente material, la “tierra”, y un componte que alude a lo espiritual el “agua”.

La tierra al igual que la harina, están compuestos por varias partículas que los conforman, aludiendo a la diversidad material. El “agua” representa al componente espiritual, la Torá y el alma, ya que descienden desde el cielo.

Con el pecado de la ingesta del fruto prohibido, que según una opinión era “Trigo”, el ser humano se degradó, arruinando su conexión con lo divino.

Es por eso que la mujer quien causó el pecado, es la encargada de hacer el pan (Jalá para Shabat) para rectificar el pecado del fruto prohibido. (También la mujer enciende las velas de Shabat, ya que ella fue la causante de “apagar la luz” del mundo, debiendo cada semana volver a encenderla).

Dicen los Sabios: “Si no hay harina, no hay Torá” (Avot 3). Explica el Rebe Marash que la “Harina” hace referencia a la plegaria, ya que a través de ella, la persona consigue su sustento.

Es decir que la Torá tiene que ir acompañada de “harina”, de la plegaria, ya que a través de la plegaria la persona reconoce a su Hacedor, quien le otorga lo que necesita, tornándose humilde.

Es por eso que la mujer debe hacer la “Jalá”. La “mujer” alude a la sensibilidad. Dicha sensibilidad se logra a través de la plegaria.

Los Sabios comparan a un sabio de la Torá a una habitación llena de mercadería, pero si le falta sumisión al Eterno, dicha habitación se encuentra cerrada, sin tener la llave. La “llave” es la humildad y la fe, que se logra con la plegaria.

Para hacer el pan el grano tiene que ser en primera instancia “molido”. Esto hace alusión al examen de conciencia que la persona tiene que hacer, pesando de lo lejos que se encuentra del Creador, para luego agregarle “agua” que hace referencia a la Torá.

Luego de hacer la masa, se debe entregar una porción al “Cohen”, sacerdote. Los Sabios explican que el “Cohen” corresponde al atributo de “bondad”, aludiendo a que una vez que la persona hace su trabajo de Torá y Tefila, recibe desde el cielo todas las “bondades”, rectificando todo su pasado.

La “serpiente” no ataca al intelecto, sino a la “mujer”, a la plegaria y sumisión, siendo la principal tarea de la persona en la tierra, lograr la humildad para recibir todas las bendiciones.

No hay comentarios:

En el año 2001 se rumoreaba que los bancos no iban a darle la plata a la gente. Por eso la gente sacó los fondos de los bancos. Un grup...