instagram


Seguinos en:

siguenos en facebook     sígueme en Instagram

Mirá nuestras publicaciones de Instagram!

viernes, 16 de julio de 2010

MA SHE AIA AIA...(Lo que fue fue)

Decían los grandes del jasidismo: Si el penitente vive todavía consternado a raíz de su pasado, y no vive con alegría, se considera que todavía su arrepentimiento no es verdadero, ya que el verdadero arrepentimiento es apreciar la virtud presente de estar conectado ahora con El Eterno por intermedio de cada Mitzvá, estando en estado total de alegría.

En otras palabras, si la persona siente depresión a causa de sus errores pasados, se está fijando en el, pero si está alegre, su foco se centra es su relación presente con El Eterno.

No se lo puso a la persona para ser el “Director de cuentas” del Eterno, poniéndose puntaje, sino se lo puso a la persona para estar conectado con Hashem, y si ahora está apegado es motivo de festejo y algarabía.

Se cuenta de un hombre que a la edad de ochenta años se dio cuenta que sus Tefilin no estaban aptos para ser utilizados. Al ponérselos bien por primera vez estaba realmente feliz, festejando el hecho que no se fue de este mundo sin haberse colocado adecuadamente los sagrados Tefilín.

Esto no quita que la persona tiene que hacer un balance de su vida, sino por el contrario, es obligación advertir los errores para no volverlos a cometerlos, pero el balance debe durar solo una hora, mientras que el resto del día se debe vivir con alegría.

Dicen los Sabios: La depresión no es pecado, pero lleva a la persona a cometerlos, mientras que estar contento no es un precepto, pero lleva a la persona a cumplir con toda la Torá.

El Iehudí tiene que festejar del enorme privilegió que le confirió el Eterno de poder servirlo.

No hay comentarios:

En el año 2001 se rumoreaba que los bancos no iban a darle la plata a la gente. Por eso la gente sacó los fondos de los bancos. Un grup...