instagram


Seguinos en:

siguenos en facebook     sígueme en Instagram

Mirá nuestras publicaciones de Instagram!

miércoles, 25 de julio de 2012

MALVADOS PERO NO TONTOS


“Junto a los ríos de Babilonia, allí nos sentamos y lloramos al recordar a Tzión". (Salmo 137)

Explican los Sabios que el pueblo de Israel se sentó y lloró al llegar a Babilonia, luego del exilio de la tierra de Israel. ¿Por qué no se sentaron y lloraron antes? ¿Por qué en Babilonia, y no en Israel?

Los babilonios sabían el poder del pueblo de Israel, eran malvados, pero no tontos. Ellos sabían que si el pueblo se sienta a llorar y a implorar por la salvación, el exilio nunca hubiera ocurrido.

También comentan los Sabios que el emperador babilónico mandó junto a su legión de soldados mujeres de su propio pueblo, con orden explicita de no tocar a ninguna mujer judía, de modo que si los soldados tuvieran necesidad tendrían a sus propias mujeres. Ellos sabían que El Dios de Israel detesta la promiscuidad, y entraría  en cólera  al enterarse que tocan a alguna de sus hijas.

La plegaria sincera y el buen comportamiento son las armas más eficaces del pueblo de Israel, e incluso los malvados saben de ellas. 

No hay comentarios:

Interactuando

“Sus ojos estarán enrojecidos por el vino, y sus dientes, blanco por la leche” (Vaieji 49,12) Explican los Sabios que la tribu de Iehud...