instagram


Seguinos en:

siguenos en facebook     sígueme en Instagram

Mirá nuestras publicaciones de Instagram!

jueves, 16 de agosto de 2012

MANOS Y PIES


44 El Faraón le dijo a Iosef: Yo soy el Faraón y sin ti ningún hombre puede levantar su mano o su pie en toda la tierra de Egipto. 45 Así fue como Iosef se convirtió en administrador de la tierra de Egipto.  (Miketz 41)

Explica la Kabala: La persona tiene dos manos y dos pies. Las dos manos hacen referencia al atributo de bondad y severidad. La “mano derecha”, bondad, y la “mano izquierda”, severidad.

Los dos pies aluden al atributo de victoria, y brillo. El “pie derecho” corresponde al atributo de victoria, siendo una consecuencia de la bondad, queriendo lograr la victoria de ideales buenos y nobles, mientras que el “pie izquierdo” corresponde al atributo de brillo, siendo una manifestación de la  severidad, logrando en su mismo lugar y sin salir a ningún lado, un brillo generado por una rigurosa introspección, (este atributo es contrario a “victoria” que necesita ir de lugar en lugar para lograr objetivos).

Iosef, el Tzadik, fue capaz de desarrollar armonía en sus “manos” y en sus “pies”. Dicha armonía la logró en Egipto sorteando todo tipo de pruebas en un ambiente hostil, no como su padre Iaacov, que solo desarrolló armonía en la parte superior, las “manos”, pero no en los “pies”.

Por eso, “ningún hombre puede levantar su mano o su pie en toda la tierra de Egipto”, ya que Iosef tuvo pleno dominio sobre todo su cuerpo, y nadie le puedo hacer mal.

Con un pleno dominio sobre su cuerpo y alma, pudo sortear todos los desafíos, y ser un buen “administrador”, “Así fue como Iosef se convirtió en administrador de la tierra de Egipto”. 

Iaacov, corresponde al “corazón”, que es la armonía y centro entre la mano derecha e izquierda, mientras que Iosef, corresponde al “Pacto sagrado”, que es la armonía y centro entre el pie derecho e izquierdo.

No hay comentarios:

Sin filosofía

“O todo aquello sobre lo cual juró en falso, lo restituirá íntegramente y agregará un quinto sobre ello” (Vaikra 6,24) En pocas pala...