instagram


Seguinos en:

siguenos en facebook     sígueme en Instagram

Mirá nuestras publicaciones de Instagram!

viernes, 15 de febrero de 2013

BINIAMIN MORDEJAI


“Todos los sirvientes del rey a la entrada del palacio tendrían que arrodillarse y postrarse ante Hamán, pues esto era lo que el Rey había ordenado a todos los que hicieran. Pero Mordejai no se arrodillaba y no se postraba”. (Ester 3)

Dice el Midrash: “Hamán le preguntó a Mordejai: ¿Por qué no te arrodillas ante mi, si tu abuelo (Iaacov) se arrodilló ante mi abuelo (Esav)? Le contestó Mordejai: Mi abuelo (Biniamín) no se arrodilló ante tu abuelo (Esav), ya que todavía no había nacido”.

Incluso si Biniamín hubiera estado con vida en ese encuentro entre los dos hermanos,  nadie se hubiera arrodillado ante Esav, ya que Biniamín es la perfección de la fe, siendo el último hijo de Iaacov, quien completo la sagrada fe de Israel.

“Esav, Hamán”, argumentan que su fuerza tienen más poder que “Iaacov”, y por eso debe “Iaacov” arrodillarse ante ellos, pero en realidad, El Eterno es más poderoso que todas las fuerzas existentes, ya que en definitiva El creó todo, y según este concepto es “Esav, Hamán” los que tienen que arrodillarse ante Israel.

Los Tzadikim de la talla de “Biniamín, Mordejai”, tienen dentro de ellos la fuerza del Eterno, y no se arrodillan ante la perversidad. 

No hay comentarios:

Bondad al final

“ No entrará amonita ni moabita en la congregación del Eterno...por cuanto no os salieron a recibir con pan y agua al camino, cuando salist...