instagram


Seguinos en:

siguenos en facebook     sígueme en Instagram

Mirá nuestras publicaciones de Instagram!

jueves, 4 de abril de 2013

INADVERTIDO Y A CONCIENCIA


“Disculpa, Padre nuestro, pues hemos pecado; perdónanos, Rey nuestro pues hemos trasgredido” (De las plegarias)

En referencia al “pecado” (inadvertido), El Eterno es “Padre”, mientras que en referencia a las “transgresiones” (a conciencia), El Eterno es “Rey”.

Explican los Sabios: La naturaleza es que un padre se apiada de su hijo. Los “pecados”, son aquellos errores inadvertidos.

Por eso El Eterno al ser “Padre” tiene la capacidad de perdonar todos los errores, ya que en definitiva fueron realizados de manera inconciente, y un padre perdona la inmadurez de su hijo.

Las “transgresiones” son los errores a conciencia. Un rey exige compromiso y conciencia, pero aún así se pide clemencia, incluso se haya errado advertidamente, ya que El Eterno es un “Rey clemente”.

El Eterno tiene la capacidad de perdonar, e incluso, como dice el Talmud, transformar las transgresiones en méritos, cuando uno retorna a El de todo corazón. 

No hay comentarios:

Bondad al final

“ No entrará amonita ni moabita en la congregación del Eterno...por cuanto no os salieron a recibir con pan y agua al camino, cuando salist...