instagram


Seguinos en:

siguenos en facebook     sígueme en Instagram

Mirá nuestras publicaciones de Instagram!

martes, 12 de noviembre de 2019

Bondad al final

No entrará amonita ni moabita en la congregación del Eterno...por cuanto no os salieron a recibir con pan y agua al camino, cuando salisteis de Egipto...” (Ki Tetze 23: 3 y 4)

Sendos pueblos, Amón y Moab, fueron producto de la relación de Lot con sus hijas.

Y en esa unión se entremezcla la actitud de Sodoma con la aprendido por Lot en la casa de su tío Abraham.

Por eso lo que prevalece a primera vista es la actitud egoísta de Sodoma, la cual fue destruida por su mezquindad. Sus descendientes no compartieron su pan con sus parientes, el pueblo de Israel.

Pero es sabido de que de Moab viene el Mashiaj, ya que en definitiva, en la concepción de dichos pueblos se encuentra la energía redentora de Abraham y su bondad.

Al fin y al cabo las hijas de Lot al observar la destrucción de Sodoma quisieron que la humanidad no desaparezca, y se ve que Rut, la Moabita, recibió de la mejor manera a su suegra Nomi, cuando ella lo necesitaba, integrándose Rut, al final, a las filas del público de Israel.

Del egoísmo surgió la bondad que es capaz de traer redención al mundo.

No hay comentarios:

Destino real

“Y Iaacov dijo a  los pastores:  Hermanos míos, ¿de dónde sois? Y ellos dijeron: Somos de Jaran” (Vaietze 29:4) Explican los Sabios que...