instagram


Seguinos en:

siguenos en facebook     sígueme en Instagram

Mirá nuestras publicaciones de Instagram!

martes, 26 de noviembre de 2019

Ropas


“Y él se acercó y lo besó; y al notar el olor de sus vestidos, lo bendijo, diciendo: He aquí, el olor de mi hijo es como el aroma de un campo que el Eterno ha bendecido” (Toldot 27)

Explican los Sabios que las “vestimentas” de Iaacov son las mismas que las de Esav. Rivka las tomó de Esav y se las dio a Iaacov.

Eran “vestimentas” especiales. Las mismas que fueron vestidas por Adam, el primer hombre, y también por el malvado Nimrod.

Es por eso que al utilizarlas Iaacov emanaban un aroma grato, percibido por Itzjak, mientras que cuando eran utilizadas por los malvados, se degradaban, despidiendo mal olor.

Dichas  “vestimentas” tenían la capacidad de poder recibir la luz divina. Cuando eran utilizadas correctamente emanan buen aroma, y al usarlas en forma negativa, lo contrarío.

Explican los Sabios que con dichas ropas todas las criaturas se arrodillaban a Nimrod y a Esav. Es decir que se puede usar la luz benéfica del Eterno y usarlas para un fin egoísta.

Mientras que Iaacov volvió a utilizar dichas vestimentas extraídas ilícitamente de Adam de manera correcta siendo la alegría de su padre.

En hebreo la palabra “vestimenta” se dice “Begued”, que también guarda relación con la palabra “Bogued” que significa “traicionero”.

Es decir que se puede utilizar las “vestimentas”, como recipiente sano para captar y transmitir la divinidad, o darle un mal uso.

La capacidad de la persona es saber utilizar correctamente todas las herramientas que el mundo da para poder hacer brillar la luz benéfica del Eterno.

No hay comentarios:

Destino real

“Y Iaacov dijo a  los pastores:  Hermanos míos, ¿de dónde sois? Y ellos dijeron: Somos de Jaran” (Vaietze 29:4) Explican los Sabios que...