instagram


Seguinos en:

siguenos en facebook     sígueme en Instagram

Mirá nuestras publicaciones de Instagram!

martes, 24 de marzo de 2020

Pureza

“Entonces será grata al Eterno la ofrenda de Iehuda y de Jerusalém, como en los días de antaño y como en los años pasados” (Malaji 3:4)

Explica el Midrash que la ofrenda será dulce ante El Eterno, como en los días de Noaj, “como en los días de antaño”, y como en la época de Abel, el hijo de Adam, “como en los años pasados”.

Es decir que no es suficientemente dulce la ofrenda que dedicó Noaj, sino que El Eternon pretende que la ofrenda sea grata como la ofrenda que dedicó Abel.

Porque no es suficiente la comparación con la ofrenda de Noaj?

Porque en la generación de Noaj había idolatría, mientras que en la época de Abel, no había idolatría en el mundo.

Y que tiene que ver que en la época de Noaj había idolatría. Acaso Noaj adoraba a falsos dioses?! Es sabido que era un Tzadik!

Los Sabios dan una explicación: Una persona puede cocinar el mejor de los manjares, pero si en la habitación hay humo, deteriora y debilita toda la comida!

Del mismo modo, la mejor de las ofrendas, en un ambiente adulterado, contamina todo lo bueno.

Los Sabios traen dos ejemplos:

Se cuenta que Rabi Eliezer había sido condenado a la horca por el gobierno de turno. Sus alumnos fueron a visitarlo y nadie podía entender tremendo castigo, hasta que Rabi Akiva se aproximó al designio divino.
En una oportunidad Rabi Eliezer se había deleitado de la explicación de un renegado!

Es decir que el solo hecho de haber aprendido algo de Tora de alguien impuro, le mereció tremendo castigo!

También cuenta el Talmud que el profeta Eliahu no quizo enseñarle Tora a Rabi Meir. El motivo era porque Rabi Meir aprendía Tora de “Ajer”, un gran rabino que había renegado!

Es decir que por más que se deleitaba de las enseñanzas de Tora de “Ajer”, por ser que provenía de una fuente impura, quedó inhabilitado de aprender Tora de la boca pura del profeta Eliahu!

Las ofrendas placenteras para el Eterno son aquellas que están “limpias”, como en un principio, cuando el hombre no había comenzado a desviarse.

Es por eso que la persona tiene que cuidar su ser de no estar vinculado con lo ajeno a lo sagrado, entonces El Eterno se complacerá del contacto con la persona.

(Basado en Rab Ierujam Haleivi de Mir)

No hay comentarios:

Sin filosofía

“O todo aquello sobre lo cual juró en falso, lo restituirá íntegramente y agregará un quinto sobre ello” (Vaikra 6,24) En pocas pala...