instagram


Seguinos en:

siguenos en facebook     sígueme en Instagram

Mirá nuestras publicaciones de Instagram!

martes, 24 de marzo de 2020

No cambia

“Estos son los nombres de los hijos de Israel que vinieron a Egipto con Iaacov...Reuben, Shimon, Levi, Iehuda..., Y Iosef estaba en Egipto” (Shemot 1: 1 y 2)

Son conocidas las palabras del Midrash que los Iehudim tuvieron el mérito de ser liberados de Mitzraim, porque no cambiaron sus nombres, no cambiaron sus vestimentas, y no cambiaron su lenguaje durante su amargo exilio.

Los nombres hebreos, “estos son los nombres”, son utilizados incluso hasta el día de hoy.

Sus vestimentas “no cambiaron”, comportándose con moral y decoro en Egipto, formando familias establecidas. Como es sabido que al salir de Mitzraim lo hicieron por tribus, tal como habían entrado.

Y “no cambiaron” su lengua, hablando el idioma sagrado hebreo, incluso también, hasta hoy en día!

En definitiva, un Iehudi, “no cambia”. No cambia su esencia, alejándose de la promiscuidad, orgulloso de su legado. No se enajena.

Por eso el texto en cuestión hace mención a Iosef.

Rashi explica que el motivo que se nombra de que “Iosef estaba en Egipto”, a pesar que eso se sabe con anterioridad, es para aprender que Iosef “no cambió”.

El mismo pastor de ovejas junto a su padre en Israel, es el mismo Iosef en plena metrópoli egipcia, ejerciendo altos cargos.

A esta altura de los acontecimientos queda claro que un Iehudi “no cambia”, aferrándose a su legado ancestral de moralidad sin distorsiones, sin ser una “hoja al viento”.

La historia demostró que “cambios y adaptaciones” al medio, produjeron alejamiento del acervo ancestral, angustia y asimilación.

Verdadero orgullo Iehudi, y esto es lo que se debe aprender y enseñar, traerá la verdadera salvación y redención!

(Basado en Rab Ierujam Haleivi de Mir)

No hay comentarios:

Sin filosofía

“O todo aquello sobre lo cual juró en falso, lo restituirá íntegramente y agregará un quinto sobre ello” (Vaikra 6,24) En pocas pala...